Pasar al contenido principal

Título

Dolores de garganta en bebés: identifica los signos y acelera el alivio

Los pequeños no siempre pueden manifestar que les duele la garganta; ¡los niños pequeños incluso pueden decir que les duele la panza! Puedes escuchar un sonido ronco en su voz o notar que les cuesta tragar. Lo bueno es que puedes ayudar a que se libren del dolor rápidamente. Revisa estos pasos para aliviar el dolor de garganta:

  • Haz que descansen y que tomen mucho líquido. Ofréceles comida frecuentemente. Para los niños pequeños, las paletas son geniales.
  • Enciende un humidificador de aire frío en la habitación. El aire húmedo puede aliviar el dolor de garganta. Asegúrate de limpiar tu humidificador con frecuencia.
  • Llama al pediatra de tu hijo si:
    • El dolor se prolonga durante varios días
    • También tienen fiebre o dolor de oídos o les resulta difícil respirar o tragar. Podrían tener una infección (como una infección estreptocócica) que necesita tratamiento.

Debido a que los gérmenes que causan el dolor de garganta se transmiten fácilmente, recuerda que debes hacer que todos los miembros de la familia se laven las manos con frecuencia y que eviten compartir los vasos, cubiertos y toallas.

Alivia el dolor de garganta hasta por 8 horas.

Lleva un seguimiento de los síntomas y medicamentos de tu hijo y, además, encuentra información sobre dosificación.