Pasar al contenido principal

Título

3 consejos para el alivio de la fiebre de los niños

Cuando la energía del niño es baja y la fiebre alta (más de 102 °F), sabes que está incubando alguna enfermedad. Es posible que esté combatiendo una infección, pero aquí te contamos cómo puedes ayudar a bajar la fiebre:  

  • Báñalo con agua tibia. Haz que salga si comienza a temblar, ya que los escalofríos pueden elevar su temperatura.
  • Ofrécele mucho líquido para que beba. La fiebre y la deshidratación van de la mano. Pero evita que tome gaseosas: la cafeína lo deshidratará más.
  • Llama al pediatra si tu hijo:
    • Tiene más de 100.4º F de temperatura
    • Tiene más de 100.4°F de temperatura más alguno de estos síntomas:
      • Dolor de cabeza intenso
      • Dolor de garganta u oídos
      • Vómitos o diarrea reiterados
      • Rigidez en el cuello
      • Sarpullido extraño
      • Parece muy enfermo o extremadamente somnoliento o quisquilloso
      • Ha estado en un lugar muy caliente (como un auto con la calefacción muy alta)
      • Tiene problemas subyacentes en el sistema inmunológico, antecedentes de convulsiones o toma esteroides
    • Parece empeorar incluso después de haber sido tratado
    • Sigue con fiebre (100.4 °F o más) después de 3 días o aún "parece enfermo" cuando la fiebre baja

Para evitar que el virus que causa la fiebre se propague, asegúrate de que todos los miembros de la familia se laven las manos con frecuencia y de que no compartan los cubiertos, los vasos ni las toallas.

Para la fiebre alta, nada hace efecto más rápido ni dura más tiempo* que Children’s MOTRIN®.**

*Dura hasta 8 horas.
**Entre los analgésico/antipiréticos sin receta.

Conoce la dosificación adecuada de Infants’ MOTRIN® para tu bebé.