Pasar al contenido principal

Título

Cómo tratar y prevenir el dolor de oídos de tu hijo

Infecciones de oídos, ¿por qué los niños las padecen con más frecuencia? Bien, son más pequeños, de modo que su trompa de Eustaquio (un pequeño canal que conecta el oído medio con la garganta) también es más pequeña. Esto permite que se obstruyan con más facilidad y que los virus y las bacterias ingresen y permanezcan allí. Si a tu hijo le duelen los oídos, tiene fiebre o parece tener dificultades para oír, a continuación te mostramos cómo puedes aliviar su dolor:

  • Intenta colocarle en el oído una compresa tibia (no caliente) cubierta con una toalla. Un paño tibio y húmedo sobre la oreja también puede funcionar.
  • Si tiene la edad suficiente para masticar chicle, dale uno. La masticación puede ayudar a reducir la presión y aliviar el dolor de oídos de tu hijo..
  • Llama a tu pediatra si el dolor persiste más de 3 días. Lo bueno es que muchos dolores desaparecen antes de que se cumpla ese plazo.

Para ayudar a eliminar los futuros dolores de oídos:

  • Haz que el lavado de manos frecuente sea obligatorio. Mantener las manos limpias en casa y en la escuela puede ayudar a prevenir los virus que causan las infecciones.
  • Establece una regla de "no compartir nada" cuando un integrante de la familia está enfermo. Esto incluye utensilios, vasos y toallas.
  • No expongas a tus hijos al humo del cigarrillo. El polvo y el humo pueden aumentar el riesgo de acumulación de líquidos en los oídos y de infección.

Alivio para el dolor de oídos que dura hasta 8 horas.

Lleva un seguimiento de los síntomas y medicamentos de tu hijo y, además, encuentra información sobre dosificación.