Pasar al contenido principal

Título

3 consejos para aliviar el dolor articular

El dolor articular se puede provocar por diferentes motivos: una caída mientras prácticas algún deporte, una torcedura repentina o simplemente por el exceso de uso. Podría ser que te hayas:

  • Fracturado un hueso
  • Lastimado el tejido alrededor de tu articulación, como un ligamento (conector del hueso), tendón (conector músculo-hueso) o músculo
  • Dañado el cartílago ubicado dentro de la articulación

Al hacer algo ahora, puedes evitar que el dolor se interponga en tus actividades. Consulta a tu médico si el dolor es intenso; de lo contrario, descubre cómo aliviar el dolor articular con estos consejos:

  1. Durante las primeras 48 horas, usa el método R.I.C.E. (por sus siglas en inglés)
    R = Descansa la articulación y no ejerzas peso sobre ella.
    I = Hielo. Pon hielo en el área para desinflamar.
    C = Comprimir. Aplica presión en la articulación: usa una venda elástica de las que venden en las farmacias para que brinde soporte.
    E = Eleva el área y mantenla por sobre la altura del pecho, especialmente mientras duermes.
  2. Luego, ejercítate cuanto puedas.* ¿Te duele la rodilla? Trabaja la parte superior de tu cuerpo. Esto ayudará con la circulación y te mantendrá saludable.
  3. Recuerda cambiar tus movimientos a menudo. Para prevenir la artritis, evita los movimientos repetitivos tomando breves descansos y variando tus actividades.

*Recuerda consultar con tu médico antes de comenzar o cambiar tu rutina de ejercicios.

Alivia el dolor intenso y baja la fiebre para recuperar fuerzas.

Conoce la dosificación adecuada de MOTRIN® IB para ti.