Pasar al contenido principal

Título

Consejos sobre cómo prevenir la lumbalgia

Idas y venidas. Reuniones, diligencias, eventos. ¡Uf! Aprovechas al máximo tus días y unos músculos de la espalda fuertes te ayudarán a seguir así. Es especialmente importante mantenerlos así ahora. ¿Por qué? Porque a medida que pasa el tiempo, las posibilidades de tener dolor de espalda aumentan.

Préstale atención a tu espalda hoy para obtener beneficios más adelante… muchos beneficios. Para ayudar a que tu espalda permanezca fuerte:

  • Haz algunas elongaciones rápidas a la mañana.* Ya sea que hayas dormido en una posición incómoda o tengas los músculos agarrotados por permanecer quieto durante toda la noche, el dolor muscular a menudo aparece a primera hora. Hacer elongaciones puede ayudarte a estirar los músculos, manteniéndolos relajados, flexibles y fuertes.
  • ¿Haces ejercicio? No te olvides de tu espalda. A menudo, durante el día no tenemos la oportunidad de usar nuestros músculos de la espalda. Así que asegúrate de hacer algunos ejercicios para tu espalda en tu rutina en el gimnasio. Por ejemplo, puedes hacer el siguiente ejercicio: recuéstate sobre tu espalda con tus rodillas dobladas y tus pies planos sobre el suelo. Con tus brazos a los costados, endurece los músculos de tu estómago y lentamente eleva tu cadera. Mantén esta posición por 5 segundos y baja lentamente. Repite 20 veces.*
  • Levanta bien cada vez. ¡No olvides flexionar tus rodillas!
  • Duerme de costado con una almohada entre las piernas. ¿Duermes sobre tu estómago? Podrías estar tensionando tus músculos de la espalda y columna. Además, intenta mantener tu columna alineada asegurándote de tener el soporte adecuado donde tus hombros se unen a la base del cuello.

*Recuerda consultar con tu médico antes de comenzar o cambiar tu rutina de ejercicios.

Alivia el dolor intenso y baja la fiebre para recuperar fuerzas.

Conoce la dosificación adecuada de MOTRIN® IB para ti.